REY DEL MUNDO

En el año 1882, bajo el amparo de Antonio Allones, el cual había comenzado a producir 30 años antes Habanos en La Habana, se decidió lanzar al mercado esta marca de alto precio y calidad, con un nombre que fue rápidamente conocido por su gran dosis de pretensión: “El Rey del Mundo”.

Su éxito inicial se mantiene en nuestros días y se recrea en una gama de vitolas de gran renombre, que con un sabor  de suave a medio, son reconocidas por los fumadores más exigentes por su alta calidad y ponderado sabor.
 

Es una marca que se utiliza mucho en Ediciones regionales.