CUABA

La marca Cuaba se caracteriza porque dispone en su vitolario de Habanos que tienen una forma muy particular denominada doble figurado.

Esta marca recrea el estilo de Habanos que existía en el siglo XIX, cuando los dobles figurados se pusieron de moda. Un siglo después, en 1996, este tradicional estilo se retomó en la fábrica de Romeo y Julieta.


Los doble figurados, por la complejidad en su elaboración, se sitúan en la cumbre del arte del Torcedor. Aunque sólo sea por eso, merecen estar presentes en la selección de todo aficionado que se precie.


En sus inicios Cuaba ofrecía únicamente vitolas relativamente pequeñas: Divinos, Tradicionales, Generosos y Exclusivos. Desde 2003 se incorporan tres vitolas de gran tamaño, Distinguido, Diadema y Salomón, este último era uno de los  formatos más demandado a principios del Siglo XX. Posteriormente dejó de producirse y sólo fue a partir de los años 90 cuando se retomó su producción, auspiciada por la demanda de los apasionados fumadores de Habanos.

El nombre Cuaba, es una palabra India utilizada por los Taínos en la época en que Cristóbal Colón llegó a Cuba. Se refiere a un arbusto que poseía una alta combustibilidad y se utilizaba para encender los tabacos durante las ceremonias religiosas. “Quemar como una Cuaba “se convirtió en un expresión popular cubana que ha pasado de generación en generación, llegando así a nuestros días. Todas las vitolas de Cuaba se fabrican “Totalmente a Mano con Tripa Larga” , con hojas de tripa y capote procedentes de la zona de , en la región de *, Cuba.

 

Fortaleza
Medio a fuerte